Ja ho veus... quan plou els busos i trens van que se las pelan! Pelas i pelan un euro cada 10 km.

Ja estic a Roma i ara voy pa la ciclofficina de Don Quijote en una CSOA okupi de la città. Farem amiguets mentres arreglem bicis...algunos ya los conocimos en las aventuras critical mass de ahi y allà.


En resum desde que una manyana lleguè en plan pirata, yo en ferry claro:

De ISTAMBUL, una noche de pension y rule-turist; aluego tren hasta la frontera, llobia de bien.
Dos dias pedaleando a lado y lado de la frontera que se divide por el rio Evros y mas estupideza humana.
La GRECIA en dos autobuses, parada en la city donde los jovenes queman, Tesaloniki, pero ofrecen lugar al pasagero. Las montanyas estan nevadas.
Barquito pa la Puglia, que poyas nen!! guapo el sur de la bota italiana. De Bari a Taranto, curiosas casas en Martina Franca; fue una triangulacion buscando agro-currele pero, la lluvia no deja ni laburar ni pedalear. Hago noche en caritas, granjas y casas abandonadas. Me lo pienso una vez y a  base de regionales me subo pa Roma. El cielo despeja i me bajo, estoy entre Napoli i Roma, ya se puè deci que hablo italiano i me pedaleo la costa pa dormir en la spiaggia de Sperlonga. Como si fuera el primer dia de acampada... acabo como un pollo bagniatto. Asine mojao me retiro pal tren que me deja en la bella città de la mia amada.

Finita la musica... a buscar un hogar, ganas le tengo a la tranquilidad de una casa. Lo menos pa pasar el invierno.